11 jun. 2011

El estilo de Ana Fernández es "urbano, hippy, cómodo y hasta campero"

No sigue tendencias ni modas, se pone lo que le gusta y tiene muy claro lo que es: prendas cómodas para jornadas de rodajes maratonianas, bolsos grandes para llevar la casa encima y un estilo que varía con el dia.
La protagonista de 'Los Protegidos' tiene 22 años y un armario acorde a su edad y a su forma de ser, una chica muy normal a la que no se le ha subido para nada a la cabeza lo de dedicarse al arte de la actuación.
"Tengo muchos pantalones, camisetas anchas, chaquetas de cuero, chaquetas largas de punto, leggins...Todo muy cómodo. De todo ello lo que más abunda son camisetas de tipo largo y pantalones".
Entre ellos, unos pitillos negros de Lee que se han convertido en lo que se conoce como fondo de armario. "Los tengo y, aunque me los pongo más en invierno porque son gruesos, los tengo destrozados." En su lista de puesto y vuelto a poner una y otra vez hay también una camiseta sin mangas de color marrón de Pull&Bear, que se compró hace tres años y que "es muy normal, pero está también superusada, porque me gusta".
En cuanto a zapatos, se reconoce "absolutamente adicta" a las botas de todo tipo, "con tacón, sin tacón, planas, de ante, etcétera. Me encantan y me las pongo para todo, incluso en verano, a excepción de agosto, porque también soy mucho de ir en chanclas de las de toda la vida, de las de dedo".
Cuando tiene que asistir a algún evento que exige tacón, opta por alguna sandalia de cuña, "pero si el acto no compromete tacón, no me lo pongo".
Reconoce que en su armario hay "muchas camisetas y algún pantalón" que no se pone, pero no es lo habitual. "Suelo usar todo lo que tengo, aunque a veces hago revisión y sale algo de lo que ni me acordaba. Pero en ocasiones lo vuelvo a guardar, por si acaso". Otras veces, sus amigas, su hermana que tiene 15 años o su madre heredan sus cosas. "Tenemos la misma talla de arriba y de zapatos. Siempre que vienen a casa me cogen cosas, pero en realidad me las roban, porque me dicen que es para una semana y no las vuelvo a ver más", cuenta divertida.
Los bolsos le gustan muy grandes, "aunque tengo alguno de esos pequeñitos que se llevan ahora de bandolera, que uso sólo en ocasiones como una salida al cine en la que únicamente necesito la cartera y el móvil". Pero normalmente es vista con los de grandes dimensiones, "porque siempre estoy de un lado para el otro, no sé dónde voy a comer y llevo encima de todo, desde colonia a medicinas". Lo que no falta en su bolso es un monedero lleno de amuletos, un colgante artesanal de Ibiza y sus imprescindibles Ray-Ban de aviador.Aunque le gusta la bisutería, los colgantes, las pulseras, etc. no se las pone tanto como le gustaría "porque como siempre estoy grabando, al final termino por no llevar nada para ahorrarme la incomodidad de andar quitándomelo y poniéndomelo e incluso perderlo. Lo dejo para cuando estoy de vacaciones."
Sobre sus intereses por la moda explica que, de vez en cuando y con alguna amiga echa un ojo a las revistas, no es seguidora de ninguna tendencia ni tampoco de marcas y diseñadores. "Lo que me gusta, me gusta y puede ser de Chanel o del mercadillo de Las Dalias de Ibiza. Me da igual. Tengo un estilo que hace que haya determinadas marcas con las que no coincido, porque en general soy muy de colores básicos, negro, blanco, gris y marrón; pero no me gustan los colores fuertes y los estampados, por lo que hay determinadas firmas que directamente elimino de mi pensamiento".
Ana Fernández no cree tener un estilo muy definido en el vestir. "Un dia puedo ir con unos pantalones boyfriend, unas Converse All Star y una chupa, y otro con una faldita,un mono o unos pitillos con unas botas. Diría que mi estilo es urbano,hippy, cómodo y hasta campero" enumera riendo.
Entre sus referentes de estilo estan la modelo Kate Moss y las actrices Sienna Miller y Jessica Alba. A la hora de ir de compras, espera a las vacaciones para quedar con alguna amiga y dar una vuelta por la calle Fuencarral de Madrid y dar un repaso a las tiendas. "Pero si estoy grabando no tengo tiempo de ir de compras porque llevo la agenda muy planificada. Si tengo media hora y surge, puede que entre en algún sitio a comprar algo, pero porque surge así, no porque planee comprar nada". Este verano, con el rodaje de la tercera temporada de 'Los Protegidos' y una película con Raúl Arévalo y Luis Varela, le dejará poco tiempo para el shopping. Quizá por eso hace poco se dio algunos caprichos, en los dias en los que el tradicional mercadillo de Las Dalias de Ibiza acampó en el Palacio de los Deportes de Madrid. "Me compré un chaleco espectacular que tiene dos partes que se desmontan, de piel, con bolsillos escondidos y unas botas ibicencas que tambien se desmontan en tres partes y se pueden poner como botines, como botas y como mosqueteras. Están hechas a mano y sólo tenian dos tallas así que me deje una pasta, pero merece la pena porque pensé que era el tipo de cosas especiales que no tiene nadie".
Mas que ropa, reconoce que hace compras impulsivas de objetos para la casa, desde ambientadores de armario a velas aromáticas. También pierde los papeles con bolsos y botas pero , sobre todo, con productos de cosmética. "Me vuelvo loca. He llegado a comprar antiarrugas", que no necesita, evidentemente.
Informacion:

No hay comentarios:

Publicar un comentario